sábado, 21 de noviembre de 2020

 


Es natural que no nos guste el sufrimiento. Pero si podemos desarrollar la fuerza de voluntad para soportar las dificultades, entonces nos volveremos más y más tolerantes. No hay nada que no sea más fácil con la práctica. 

—H. H. el Dalai Lama, "Soportando los fuegos"


 

  

¿Por qué meditar?

Nuestra verdadera debilidad es pensar que no somos lo suficientemente buenos, y que hay una seguridad exterior que hay que encontrar. Si sientes que alguien más tiene la cordura y tú estás desordenado, entonces piensas que tienes que convertirte en alguien más, en lugar de convertirte en ti mismo. Cuando, a través de la práctica de la meditación, te das cuenta de que esto es lo que has estado haciendo, entonces tu vida se vuelve real y viable, porque ha sido viable todo el tiempo.

"Por qué meditamos", en Las Obras Completas de Chögyam Trungpa: Volumen diez

por Chögyam Trungpa Rinpoche

 


TULKU THONDUP 

La naturaleza transitoria de la existencia

Normalmente pensamos que una persona es un sujeto que percibe y está separado de los objetos, y tendemos a tratar los objetos como si fueran sólidos y fiables de alguna manera absoluta. Sin embargo, los objetos mentales - riqueza, poder, una casa, un programa de televisión, una idea, un sentimiento, cualquier fenómeno que se pueda pensar - no son realmente tan absolutos sino que son relativos, que surgen y mueren, y se ven sólo en relación con otros fenómenos.

Pero, ¿cómo puede ser esto, se puede preguntar? Seguramente, como mi "yo" lee un "libro", ambos existen, ya que parece que hay un "yo" que tiene el libro en mi mano. La respuesta es que todas las cosas existen en relación con las demás, y la existencia está marcada por el cambio. Tal vez la mejor manera de aclarar esto un poco sería usar el ejemplo del cuerpo. El cuerpo está cambiando todo el tiempo. En los bebés, podemos ver esto más vívidamente porque crecen muy rápido. Pero todos sabemos que todos los cuerpos cambian, incluso de un día para otro, por ejemplo, según lo que comemos o cuánto pesamos. Incluso nuestros estados de ánimo pueden afectar al cuerpo y reflejarse en nuestro aspecto, tal vez abatido o demacrado o bien brillante y vital. Sobre todo, sabemos que el cuerpo envejece y eventualmente muere. El cuerpo es una ilustración vívida de la naturaleza transitoria de la existencia. Si pensamos que el cuerpo es sólido, fijo e inmutable, y nos aferramos a esta noción, es decir, aferrarnos al cuerpo como "yo".

Fuente: Tulku Thondup, Curación sin límites

 


La marca de un verdadero practicante no es lo que surge en tu vida y mente, sino cómo trabajas con lo que surge.


-Dzigar Kongtrul Rinpoche, "El camino de la paciencia"


miércoles, 27 de mayo de 2020

LA CALMA MENTAL NO ES DETENER LOS PENSAMIENTOS, SINO RELAJARSE PARA ACEPTARLOS TAL Y COMO REALMENTE SON





La paz mental no es la mente en blanco sino relajarse para aceptar lo que se siente y piensa, para conocerse y liberarse más profundamente
La meditación comienza con la práctica de Calma, “permanecer en paz, en tranquilidad, en comodidad”. Hoy es llamada contemporáneamente mindfulness, atención plena o concentración.
Es una práctica importante que conduce a la penetración perspicaz de la realidad. Permite “ver dentro” de lo que son intrínsecamente los fenómenos y comprender qué es verdaderamente la mente, y eventualmente experimentar la absorción en la paz misma.
El propósito de la meditación es estabilizar la mente, cultivando una consciencia constante, inicialmente con objetos o soportes de meditación, que lleva a practicar sin apoyos, y a contemplar el espacio mental mismo, en una consciencia abierta.
La meditación de calma nos permite experimentar nuestra mente tal como es.
Cuando practicamos la calma, podemos ver que nuestra mente está llena de pensamientos, algunos conducentes a la felicidad y a realizar nuestra plenitud, y otros más bien conducen a reforzar la sensación de carencia que nos aqueja a todos los seres humanos haciéndonos sufrir. Se trata entonces de ver que todos los surgimientos son sólo pensamientos pasajeros, que terminan disolviéndose,  si es que no enganchamos en ellos ni los alimentamos.
Es normal que nuestras mentes estén llenas de pensamientos, pero hay que  comprender que eso es natural y no necesariamente malo que ocurran en la mente, pues pueden conducir al autoconocimiento y a la trascendencia de los límites.
Practicar la meditación calma nuestros pensamientos y emociones. Experimentamos tranquilidad mental y permanecemos observando con calma nuestros pensamientos y emociones tal como son, hechos de espacio mental, ni sólidos ni obligatorios.
Experimentar una consciencia estable es muy útil para poder investigar y comprender la naturaleza de la mente y de los pensamientos mismos.
Practicamos la calma para permitir una experiencia de integración mental, para darse cuenta de qué es verdaderamente la mente, de cuál es su verdadera naturaleza.
_________________


PAZ ONLINE LUNES 7 PM MEDITACION – 

Y Martes, Viernes y Sábados de 10.30 a 12.30 del día: 

CURSO DE CALMA MENTAL Y DESARROLLO DE LA CLARIDAD

Para no ser perturbado por el estrés, dejar de tener miedo y ser más feliz

CLASES DE 2 HORAS INCLUYEN MEDITACION GUIADA
S/120 por las 4 clases

La paz mental no es la mente en blanco, sino relajarse para aceptar radicalmente lo que se siente y piensa, y así liberarse más profundamente.
Es estar en paz, en tranquilidad, en comodidad.

INSCRIBIRSE  kunzan@hotmail.com 999467542

Por el Prof. JUAN JOSE BUSTAMANTE, Profesor de Budismo en la Universidad Católica por 30 años, estudios con Lama WangDor en la India por dos años en 1983-1984, 30 años de experiencia enseñando meditación, estudia y practica la meditación desde hace más de 45 años.