martes, 30 de julio de 2013

RELAJA EL ESTRÉS Siéntete comodo siempre -Seminario de Meditación



PAZ EN LA MENTE
                                                          

Clases de Agosto:
RELAJA EL ESTRÉS
Siéntete comodo siempre
 Los Miércoles del 7 al 28 de Agosto 7-9 pm
o los Sábados del 10 al 31 de Agosto 10.30 am-12.30


FILOSOFÍA BUDISTA
Los Jueves de 7 a 9 pm
Incluye meditación guiada
El Óctuple Sendero al Despertar
Enseñanzas transmitidas por el Buda mismo

TALLER: APLICAR MEDITACIÓN
A LA VIDA
Lunes 7 a 9 pm, / o Martes 10.30 a 12.30 del dia

Ver descripciones a continuación:

                                                          
Seminario del mes
RELAJA EL ESTRES
Sientete comodo siempre

Los Miércoles del 7 al 28 de Agosto 7-9 pm
o los Sábados del 10 al 31 de Agosto 10.30 am-12.30

Habilidades emocionales para sobrevivir el caos

Meditaciones guiadas
para el bienestar mental y emocional
 Donación S/. 120 por las 4 clases

Leer sobre el contenido en el Blog:
Preserva la salud mental.
Invierte energía en la solución
en vez de preocuparte por el problema”
  El Dalai Lama

Para seguir leyendo en el Blog hacer click en:

P
or Juan Jose Bustamante,
Profesor de Budismo de la Universidad Catolica desde 1989.
Estudia y practica la meditacion por 40 años.
Estudia con Lama Wang Dor en la India en 1983-1984.
24 años de experiencia enseñando.

En Calle Enrique Palacios 1125-C, Miraflores,
Instituto Peruano de Estudios Budistas,
(altura 10 de Av. Pardo),
Estacionamiento vigilado Calle Chacaltana cdra. 2
Tlfs. 4455003 y 999467542

                                                                       

FILOSOFÍA BUDISTA
Incluye meditación guiada

“El Octuple Sendero al Despertar”
Enseñanzas transmitidas por el Buda mismo

 Los Jueves de 7 a 9 pm, donación S/. 120 por 4 clases

                                                                          

TALLER: APLICAR MEDITACION
A LA VIDA
Lunes 7 a 9 de la noche, o Martes 10.30 a 12.30 del dia,
Donacion S/. 120 por cuatro clases
Clase de prueba para nuevos interesados S/. 10

                                                                         

COACHING  & COUNSELING
DE ORIENTACION DE VIDA
TERAPIAS POR LA MEDITACION

Manejar estres, depresion, ansiedad, ira, miedo, panico

S/. 130 sesion personal de hora y media,
Horario a coordinar tlf. 999467542,
Incluye meditacion personalizada

                                                                                  

TERAPIAS A DOMICILIO

Desde S/. 170 por sesion personal de hora y media,
Horario a coordinar Tlf. 999467542,
Incluye meditacion personalizada


                                                                             

SESIONES POR INTERNET

S/. 130 por sesion personal de hora y media,
Incluye meditacion personalizada
Horario a coordinar Tlf. 999467542,
O escribiendo al Prof. Juan Jose Bustamante a kunzan@hotmail.com


                                                                           

Mas informacion en

lunes, 29 de julio de 2013

RELAJA EL ESTRÉS –POR EL DALAI LAMA







Preserva la salud mental.
Invierte energía en la solución
en vez de preocuparte por el problema”
  El Dalai Lama


A veces podemos sentir que nuestras vidas no son satisfactorias, o sentirnos abrumados por las dificultades que enfrentamos. Esto nos ocurre a todos de vez en cuando, en mayor o menor grado. Es vital que hagamos todo lo posible para encontrar una manera de levantarnos el ánimo. Pero si no somos capaces de encontrar alguna manera de levantarnos el ánimo a nosotros mismos, existe el peligro de hundirnos aún más en nuestro sentido de impotencia. Esto nos puede llevar a creer que no tenemos la capacidad para hacer ningún bien en absoluto. De esta manera creamos las condiciones para la desesperación. He aprendido que lo que principalmente trastorna nuestra paz interior, es lo que llamamos las emociones perturbadoras.

Todos esos pensamientos, emociones y eventos mentales que reflejan un estado negativo o sin compasión de la mente, inevitablemente socavan nuestra experiencia de paz interior. Todos nuestros pensamientos y emociones negativas - como el odio, la ira, el orgullo, la lujuria, la avaricia, la envidia, y así sucesivamente - son considerados como fuentes de problemas, de ser perturbadores. Los pensamientos y las emociones negativas, son las que obstruyen la aspiración más elemental de ser felices y evitar el sufrimiento. Cuando actuamos bajo su influencia, nos volvemos insensibles a los efectos que nuestras acciones tienen sobre los demás: son por lo tanto la causa de nuestro comportamiento destructivo, tanto hacia los demás, como hacia nosotros mismos. Esto da lugar inevitablemente a la pregunta - ¿Podemos entrenar la mente?

Una de las cualidades más maravillosas de la mente es que puede ser transformada. No tengo ninguna duda de que aquellos que intentan transformar su mente, superar sus emociones perturbadoras y alcanzar un sentido de paz interior, podrán notar en cierto tiempo, un cambio en sus actitudes mentales y en sus respuestas a la gente y a los eventos. Sus mentes se volverán más productivas y positivas. Y estoy seguro que se darán cuenta que su propio sentido de la felicidad aumenta, y contribuyen a una mayor felicidad en los demás. Hago mis oraciones para que todo aquel que haga de éste su objetivo, sea bendecido con el éxito.

El Dalai Lama, Hindustan Times, 03 de enero de 2011, Dharamsala, India

martes, 16 de julio de 2013

LA VERDADERA MEDITACIÓN





La verdadera meditación no tiene dirección o meta. Es pura rendición sin palabras, pura oración silenciosa. Todos los métodos encaminados a lograr un cierto estado mental son limitados, impermanentes, y condicionados. La fascinación por los estados sólo conduce al apego y la dependencia. La verdadera meditación es permanecer como conciencia primordial.

La verdadera meditación aparece en la conciencia espontáneamente cuando la conciencia no está siendo manipulada o controlada. Al empezar a meditar, te das cuenta de que la atención a menudo está mantenida cautiva porque nos enfocamos en un objeto: en los pensamientos, sensaciones corporales, emociones, recuerdos, sonidos, etc. Esto es debido a que la mente está condicionada a concentrarse y a contraerse (tensarse) en los objetos. Entonces la mente compulsivamente interpreta y trata de controlar lo que se conoce (el objeto) de una manera mecánica y distorsionada. Empieza a sacar conclusiones y hacer suposiciones según su condicionamiento pasado.

En la verdadera meditación todos los objetos (pensamientos, sentimientos, emociones, recuerdos, etc.) se dejan a su funcionamiento natural. Esto significa que no se debe hacer ningún esfuerzo para centrarse en, manipular, controlar o suprimir cualquier objeto de la consciencia. En la verdadera meditación se hace hincapié en ser consciencia, no en ser conscientes de los objetos, sino descansar en reposo como la propia conciencia primordial. La consciencia primordial es la fuente de la cual todos los objetos surgen y a la cual retornan.

Mientras te relajas suavemente en la conciencia, en el escuchar, la contracción compulsiva de la mente alrededor de los objetos se desvanecen. El silencio del ser vendrá con mayor claridad a la conciencia como una bienvenida al descansar y quedarse allí. Una actitud de receptividad abierta, libre de cualquier objetivo o anticipación, facilitará la presencia del silencio y la quietud a ser revelada como tu condición natural.


Al descansar en la quietud más profundamente, la conciencia se libera del control compulsivo de la mente, los bloqueos y las identificaciones. El darse cuenta, la conciencia natural vuelve a no-estado de absoluto potencial no manifestado, el abismo silente más allá de todo conocimiento.


ALGUNAS PREGUNTAS COMUNES SOBRE LA MEDITACIÓN

P. Parece que la instrucción central en la verdadera meditación es simplemente permanecer como conciencia silenciosa y tranquila. Sin embargo, a menudo encuentro que estoy atrapado en mi propia mente. ¿Está bien usar una meditación más dirigida, tal como seguir la respiración, de tal manera que tengo algo en qué concentrarme, lo cual me ayudará a no perderme en mi mente?

R. Está perfectamente bien usar una técnica más dirigida tal como seguir la respiración, o el uso de un simple mantra o una oración que nos centre, si encuentras que te ayuda a no perderte en sus pensamientos. Pero siempre hay que inclinarse hacia menos y menos técnica. Tómate un tiempo durante cada periodo de meditación para simplemente descansar  siendo la conciencia misma, silenciosa y tranquila. La verdadera meditación es dejar progresivamente al meditador sin perderse en el pensamiento.

P. ¿Qué debo hacer en caso de una antigua memoria dolorosa surja durante la meditación?

R. Simplemente deja que surja sin resistirlo o dedicarse a analizar, juzgar o negarlo.

P. Cuando medito veces experimento una gran cantidad de miedo. A veces me abruma y no sé qué hacer.

R. Es útil cuando se experimenta el miedo en la meditación el fijar su atención en algo muy concreto que te conecte a tierra, tales como la respiración o hasta sentir la planta de los pies. Pero no hay que luchar contra el miedo, porque esto sólo lo va a aumentar. Imagina que eres el Buda bajo el árbol Bodhi, o Cristo en el desierto, permaneciendo inmóvil e impasible por la pesadilla del cuerpo-mente. Se puede sentir muy real pero en realidad no es nada más que una ilusión convincente.


P. ¿Qué debo hacer cuando tengo una idea o comprensión repentina de una situación durante la meditación?

R. Simplemente recibir lo que se presente con gratitud, sin agarrarse de nada. Confía en que todavía estará allí cuando lo necesites.

P: Me parece que mi mente está formando espontáneamente imágenes, casi como un sueño despierto. Algunos de ellos me gustan, mientras que otros son simplemente molestos o al azar. ¿Qué debo hacer?

R. Centrar la atención en la respiración en el abdomen. Esto te ayudará a no perderte en las imágenes de la mente. Mantén la simple intención de descansar en la fuente silenciosa sin imágenes que hay antes de todas las imágenes, pensamientos e ideas.

Por Adyashanti

lunes, 8 de julio de 2013

MENTE EN PAZ PARA LOGRAR LOS SUEÑOS -Manejar la mente y no ser dominado por ella




La Meditación cobra vida a través de la creciente capacidad que llegamos a tener con la práctica,  para liberar nuestro enredo habitual en las historias y los planes, los conflictos y las preocupaciones que conforman el pequeño sentido de sí mismo, y para descansar en la consciencia. En la meditación hacemos esto simplemente mediante el reconocer momento a momento las condiciones cambiantes, el placer y el dolor, la alabanza y la culpa, la letanía de  ideas y expectativas que se plantean.
Sin identificarse con ellos, podemos descansar en la propia conciencia, más allá de las condiciones, y la experiencia de lo que mi maestro Ajahn Chah llamaba jai pongsai, nuestra ligereza natural del corazón. El desarrollo de esta capacidad de descansar en la consciencia nutre nuestra atención y concentración, lo que estabiliza y clarifica la mente, y desarrolla la sabiduría prajna, que es la facultad de ver las cosas tal como son.

Podemos emplear este conocimiento o atención sabia desde el principio. Cuando nos sentamos a meditar, la mejor estrategia es observar simplemente cualquier estado de nuestro cuerpo, y dejar que la mente está presente en eso, sin elaboración mental. Para sentar las bases de la atención plena, el Buda instruye a sus seguidores como "para observar si el cuerpo y la mente se distrae o constante, enojado o pacífica, excitado o preocupado, contratados o puestos en libertad, unido o libre". Observando lo que es así, se puede hacer unas cuantas respiraciones profundas y relajadas, hacer espacio para cualquier situación en la que nos encontremos.

A partir de esta base de aceptación, podemos aprender a utilizar el poder transformador de la atención de una manera flexible y maleable. La atención-atención inteligente puede funcionar como una lente de zoom. A menudo lo más útil para nuestra práctica constante es una atención cercana. Traemos una esmerada atención a la respiración o la  sensación, o al movimiento preciso del sentimiento o pensamiento. Con el tiempo podemos llegar a estar tan absortos que sujeto y objeto desaparecen. Nos convertimos en la respiración, nos convertimos en el hormigueo en el pie, nos convertimos en la tristeza o la alegría. En esto nos sentimos nosotros mismos naciendo y muriendo con cada respiración, cada experiencia. El enganche doloroso en el sentido ordinario se disuelve; nuestros problemas y miedos caen lejos. Toda nuestra experiencia del mundo se muestra a sí misma como impermanente, inasible y desinteresada. Nace la sabiduría.

De “A Mind Like Sky: Wise Attention Open Awareness”, por Jack Kornfield, Shambhala Sun, May 2003.